Teusa: Técnicas de restauración de edificios

Restauración Patrimonio

PDF

Casa Consistorial de Eibar
Eibar, Gipuzkoa

Restauración de fachadas enfoscadas y pintadas, además del tratamiento de la piedra arenisca. Demolición de escalera principal y salón de plenos, para su recomposición con los materiales y diseños antiguos. Suelos de mármol y baldosa, paredes estucadas con imitación de mármoles, y techos ornamentados y policromados.

Galería de imágenes

Técnicas de restauración empleadas

  • Reparación de raseos
  • Cubierta de teja
  • Revestimientos Cerámicos
  • Desmontajes, apeos y derribos controlados

Historia

Construcción: Principios del s. XX

La Casa Consistorial de Eibar, construida por el arquitecto Ramón Cortazar a principios de siglo, se encuentra situada en la denominada Plaza Unzaga, completamente exenta y asentada en uno de sus lados. Se trata de una construcción de principios de siglo y su ubicación responde a un plan de ordenación que lo desplaza de su natural ubicación a una nueva, consiguiendo crear un conjunto donde la masa edificada queda complementada por un espacio abierto y origina un foco de reunión y expansión para los ciudadanos eibarreses. La construcción del edifico está efectuada por mampostería, con adornos de piedra artificial. El maderamen es de pino, las cubiertas de teja y el pavimento de madera. Los pisos están efectuados con cemento armado por sistema Hennebique en la planta baja, considerándose como uno de los primeros edificios en utilizar este sistema en Gipuzkoa.

Como recuerdo de las antiguas casas consistoriales, lleva una arcada en toda su planta baja, una serie de huecos distribuídos en sus plantas primera y segunda, siguiendo una composición repetitiva y simétrica en relación a los ejes arcos de medio punto. La parte central de esta fachada lleva una serie de elementos decorativos como columnas corintias y un frontón, donde está el reloj. Se sitúa, dentro de la evolución constructiva de las casas consistoriales en Gipuzkoa, como uno de sus últimos ejemplares. De dimensiones más voluminosas, contacta con ellas por el recuerdo de algunos elementos distributivos como la arcada y el frontón, y adopta un estilo en su decoración que, aunque tardío, compone una muestra del estilo neoclásico.