Teusa: Técnicas de restauración de edificios

Restauración Patrimonio

PDF

Palacio de los Condes de Oñate
Salinillas del Buradón, Labastida, Álava

Consolidación de ruina. Tratamiento de muros de mampostería y sillería. Creación de espacio público. Excavaciones varias. Solados, jardines e instalaciones. Colocación de mobiliario urbano.

Galería de imágenes

Técnicas de restauración empleadas

  • Reparación de raseos
  • Revestimientos Cerámicos
  • Instalación de ascensor
  • Nuevo cierre de caja de escalera
  • Cubierta de zinc

Historia

Construcción: Siglo XV

El Palacio de los Condes de Oñate se sitúa muy cerca del recinto Oeste de la muralla de Salinillas del Buradón, en la plaza mayor. Es un edificio aislado, de planta cuadrangular, que hoy tan sólo conserva sus cuatro paredes maestras. Consta de planta baja más una altura. El relleno del muro es de sillarejo. La piedra cortada en grandes sillares se reservó para el zócalo, resercos de vanos, impostas, cornisa... Está limpio de todo indicio decorativo. La fachada principal se orienta al Este y presenta cinco ejes de vanos. El central, de portada-balcón, se realza discretamente. La planta baja muestra un ingreso adintelado con tres dovelas centrales. Como el resto de los huecos lleva un cerco con incipientes orejetas en resalte. Encima un gran vano con repisa pétrea (antiguo balcón) aparece coronado por un frontón apeado en mensulillas. Todo el edificio se recorre en su parte superior por una cornisa moldurada.

Dentro del palacio que le sirve de envoltorio encontramos un bastión defensivo de época anterior. La torre, totalmente hueca, es de planta rectangular y se eleva tres alturas. Se construyó en sillería de piedra arenisca. Entre sus vanos destacan: un acceso que la comunicaba con el palacio, saeteras que defendían la puerta principal y sobre todo un amplio ventanal de arco apuntado con buen dovelaje. Además, se conservan modillones y mechinales para apeos de la viguería.