Teusa: Técnicas de restauración de edificios

Restauración Patrimonio

PDF

Desmontaje y traslado del Edificio Gasomotor de la Fabrica municipal de Gas
San Sebastián, Gipuzkoa

Desbroce del entorno, tala de árboles y tocones. Registro y planos de todos los elementos que actualmente constituyen el edificio, para volver a ser montado en una fase posterior. Desmontaje manual de piedras de sillería y su registro en planos, demolición de resto de elementos pétreos. Desmontaje de cerchas metálicas de la cubierta, de la máquina vasomotor y de la grúa, inventariando todas sus piezas. Transporte y almacenaje tanto de las piedras como del vasomotor, grúa y cerchas, hasta la nueva reubicación y reconstrucción del edificio.

Galería de imágenes


Historia

Construcción: Finales del s. XIX

La Fábrica Municipal de Gas de San Sebastián se inauguró en 1869; en esta primera época podía producir unos 300 m3/día, suficientes para alumbrar unas 2.000 luces. Poco después quedó patente la necesidad de ampliar su capacidad, para lo cual se hizo evidente la construcción de una nueva fábrica en otro emplazamiento, ya que el crecimiento urbano impedía ampliar las antiguas instalaciones. No obstante, la destilación, lavado y depuración seguirían realizándose en la fábrica original, ya que por limitaciones técnicas y económicas era imposible completar la nueva planta en el plazo necesario. Para adaptase a estas necesidades, en 1890 se construyó en la antigua fabrica un gasómetro provisional de 800m3 de capacidad. Finalmente, en 1892 se pudo iniciar la construcción de la nueva y definitiva planta de destilación, que aprovechó parte del equipamiento de la fábrica original.

Durante la primera década del siglo XX y prácticamente hasta los años 50, la Fábrica de Gas siguió un proceso ininterrumpido de crecimiento y modernización, debido al aumento progresivo del consumo. Entre 1905 y 1914 se construyeron dos nuevos gasómetros, más baterías de hornos, una carbonera, un edificio de oficinas y el sistema de control y regulación del suministro. Además se edificó un pabellón para apagado del coke y una nueva central eléctrica, que permitía la producción de electricidad a partir del gas. En los años siguientes, salvo durante la Guerra Civil, siguió incorporando los avances técnicos del momento. En la década de los 60 se inicia su declive, primero con la desaparición del alumbrado público a gas en San Sebastián y posteriormente, ya en los 70, con la conversión de los generadores eléctricos del alumbrado y la eliminación también del carbón como alimentación de los generadores de electricidad.