Teusa: Técnicas de restauración de edificios

Restauración Patrimonio

PDF

Coto Minero de Aitzpea
Zerain, Gipuzkoa

Evacuación del mineral introducido en el depósito y acopio durante la obra. Desmontaje, zonas inestables, recalce muro y reconstrucción de depósito de mineral de hierro. Llenado del depósito con mineral de hierro. Trabajos de urbanización: Explanación.

Galería de imágenes

Técnicas de restauración empleadas

  • Revestimientos Cerámicos
  • Desmontajes, apeos y derribos controlados
  • Mirador de madera
  • Cubierta de zinc

Historia

Construcción: Siglo XIV

En el barrio de Aizpea de Zerain el aprovechamiento del hierro es una actividad que cuenta con una larga historia. Las primeras referencias nos llevan al siglo XII, y desde entonces hasta que en 1951 se cerraran los hornos que hoy en día se pueden observar, las minas de hierro han estado estrechamente ligadas al pueblo de Zerain.

Las primeras referencias del siglo XII nos demuestran que la explotación del hierro se llevaba a cabo al aire libre mediante pequeños hornos.

En el siglo XIV, se extraía el hierro que luego se trabajaba en las ferrerías del alto Urola y del alto Deba. En el año 1512, los Reyes Católicos entregaron a los Otalora de Aretxabaleta el derecho de explotación de las minas, con lo que de este año hasta el 1826, dicha explotación estuvo en manos de esta familia.

Las referencias más recientes nos llevan a finales del siglo XIX y a principios del XX. En esta época fue una compañía inglesa ("The Cerain Iron Ore Company Limited") la que se encargó de la explotación y a ella le debemos muchas de las estructuras y edificaciones que hoy en día podemos encontrar. En 1932, la explotación de las minas pasó a manos de una empresa alemana y, a continuación, en el año 1941, la fábrica de Patricio Echeverría de Legazpia se hizo cargo de ellas, la cual cumplió con esa misión hasta que en 1951 se cerraran las minas.

Hoy en día, las minas son objeto de un amplio proyecto de recuperación. La 1ª fase de esta recuperación ha consistido en la puesta en valor del cargadero de mineral situado sobre los hornos de calcinación.